Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El suministro de gasóleo en España está «asegurado» a pesar de la prohibición de importar diésel ruso

El suministro de gasóleo en España está «asegurado» a pesar de que desde este mismo domingo los Estados miembro de la Unión Europea dejarán de comprar diésel a Rusia en el marco de las sanciones impuestas al país presidido por Vladimir Putin debido a la invasión de Ucrania, según han indicado a Europa Press distintas fuentes gubernamentales y sectoriales.

Sin embargo, en cuanto al impacto de esta medida en el precio del gasoil en España los especialistas consultados apuntan que dependerá de cómo se equilibren la oferta y la demanda y de cómo evolucione la cotización internacional propia de este carburante.

Fuentes de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) reconocen que «muchos analistas» resaltan que la ausencia del gasóleo ruso «supondrá un aumento de la cotización internacional del diésel» porque el país es uno de los principales exportadores de crudo y de gasóleo ya refinado. A ello se une que hay «muchos países» que tienen una gran dependencia del gasóleo ruso.

Sin embargo, desde la AOP consideran que también hay otros factores a tener en cuenta, como la recuperación de la demanda por parte de China tras el levantamiento de las medidas y restricciones ligadas al Covid-19.

También advierte de otros aspectos a valorar, como que muchos países desarrollados están creciendo menos de los esperado, a lo que también se suma el efecto de la inflación.

«Hay muchos factores y, por tanto, no se puede decir que a partir del 5 de febrero el precio del diésel subirá tanto. Habrá que ver cómo todos esos factores se equilibran», han valorado las fuentes de la AOP consultadas.

En ese sentido, uno de los aspectos en los que inciden es que el suministro en España está garantizado debido a que entre 2008 y 2012 se invirtieron en el país en torno a 7.000 millones de euros en las refinerías nacionales para hacerlas más «flexibles y competitivas», cosa que no ocurrió en el resto de Europa.

En este punto coinciden también las fuentes consultadas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que han recalcado que España cuenta con «una buena diversificación de crudos importados».

«Las refinerías españolas, al contrario que un gran número de las europeas, han realizado fuertes inversiones para hacer frente a situaciones como las actuales y están preparadas para el procesado de diferentes tipologías de crudos y orígenes, con capacidad de procesar crudos diferentes a los rusos», han aseverado desde la cartera que dirige Teresa Ribera.

«También contamos con una amplia red de oleoductos que facilita la distribución completa de productos petrolíferos, y con 42 días de reservas estratégicas propiedad de Cores (Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos) con control directo de la Administración y otras reservas de seguridad de la industria», han añadido.

Las fuentes de Transición Ecológica también han agregado que desde hace una década España presenta un saldo neto exportador de gasolinas y gasóleos, por lo que las sanciones sobre las importaciones de crudo y productos petrolíferos procedentes de Rusia, por sí solas, «no deberían suponer ningún problema al suministro».

No obstante, han matizado que en España se pueden «sufrir los precios internacionales elevados».

En ese sentido, en la última semana el precio del gasoil en España se incrementó un 1% en relación con los siete días anteriores, hasta situarse en los 1,7 euros por litro, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

Además, desde que comenzó el año el precio medio del diésel en España se ha incrementado en un 2,6% y llenar un depósito medio de 50 litros con este carburante es 14 euros más caro que hace un año, es decir, un 20% más.

TERCER PROVEEDOR DE DIÉSEL EN 2021

Los últimos datos anuales completos de Cores sobre la importación de gasóleo en España corresponden a 2021, ejercicio en el que Rusia se situó como el tercer principal proveedor de diésel con un total de 771.000 toneladas, es decir, el 9,1% de las 8,44 millones de toneladas importadas.

Según los datos disponibles de 2022, que no incluyen los de diciembre, en los 11 primeros meses del año pasado en España se compraron en el exterior un total de 5,56 millones de toneladas de gasóleo, de los que 714.000 procedieron de Rusia, es decir, el 12,83% del total acumulado, unas cifras con las que Rusia se sitúa como el segundo principal proveedor de gasoil.

Las fuentes de la AOP consultadas por Europa Press también han señalado que a España llegan gasóleos de entre 25 y 30 tipos distintos procedentes de entre 20 y 22 países diferentes.

Así, la posición geográfica de España, a diferencia que en el caso de la electricidad, sí que es ventajosa dado que «los productos petrolíferos llegan muy bien por mar», han opinado desde la AOP, que consideran que la situación del país en cuanto a gasolinas, gasóleos y querosenos es «diferencial» y su sistema de refino es capaz de sacar «más valor añadido» por cada barril del crudo recibido, lo cual se traduce en más gasóleo y más queroseno.

EUROPA PRESS