Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

OCU exige agilizar la concesión del bono social térmico para proteger de las subidas de precio del butano.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado que la subida del precio de la bombona de butano, que acumula un 10% al alza desde noviembre, afecta a los hogares más vulnerables, «especialmente en zonas rurales, donde a menudo es la fuente de calefacción habitual», por lo que ha exigido que «se impulse y agilice la concesión del bono social térmico» por parte de las comunidades autónomas.

En un comunicado, la asociación advierte de que desde noviembre la bombona de butano acumula dos subidas bimestrales que rozan el límite legal del 5% cada una, pasando de valer 14,43 euros a 15,89 euros a partir de este martes.

No obstante, añade que «lo peor» es que esta subida podría seguir incrementándose en los próximos meses, debido a la cotización de los mercados internacionales y la subida del coste de los fletes, así como a la demanda de esta fuente de energía en Europa que no va a bajar mientras dure el invierno.

Asimismo, estima que la medida del Gobierno de prorrogar un precio máximo para el butano en 19,55 euros hasta el 30 de junio no tiene sentido, ya que con el actual límite de subida bimestral del 5%, nunca se alcanzaría para esa fecha.

Por ello, como medida para hacer frente a estas subidas, OCU recordó que el bono social térmico, vinculado a la concesión del bono social eléctrico, es un recurso público que permite reducir la factura energética hasta 373 euros al año a miles de hogares en función de su grado de vulnerabilidad y de la zona climática donde residan.

EUROPA PRESS