Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las ventas de turismos crecen un 8,3% en mayo y encadenan su quinto mes en positivo.

Suman 318.506 unidades hasta mayo, un 26,9% más que en 2022, pero aún un 28% menos que en 2019.

El mercado de turismos y todoterrenos registró en mayo un aumento del 8,3%, con un total de 92.025 unidades matriculadas, gracias a la mejoría en los ritmos de producción, que están permitiendo responder con mayor agilidad a los pedidos procedentes de los concesionarios, procecentes en su mayoría de los canales de rent-a-car y empresas, que son los que están impulsando las cifras, según datos de Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores).

No obstante, el sector observa «con preocupación» las ventas a particulares, que se sitúan todavía un tercio por debajo del ritmo previo a la pandemia.

Con esta cifra registrada en mayo, se encadenan cinco meses en positivo, acumulando 404.337 unidades, un 26,9% más que el mismo periodo del año anterior, si bien el dato es todavía un 28% inferior a las ventas que se realizaban en 2019, antes de la pandemia.

Las emisiones medias de CO2 de los turismos vendidos en mayo se sitúan en 117,4 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, un 3,7% inferiores que la media de emisiones de los turismos nuevos vendidos en el mismo mes de 2022.

En lo que va de 2023, las emisiones se sitúan en 118,7 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, un 1,61% menos que el mismo periodo del año anterior.

Aunque las matriculaciones por canales registran aumentos en todos ellos respecto al año anterior, el sector destacar el «bajo ritmo» de entrada que procede del canal de particulares.

Estas ventas alcanzaron en mayo un total de 36.495 unidades, que supone un crecimiento del 5,3% respecto a 2022, pero un descenso del 33% respecto a 2019.

Por su parte, el canal de alquiladores crece un 19%, con 21.708 ventas, mientras que el mercado a empresas logra las 33.822 nuevas matriculaciones, creciendo un 5,4% más y situándose en registros similares a 2019.

Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros alcanzaron en el quinto mes 12.048 unidades, lo que supone un incremento del 10% respecto al año pasado. Hasta el mes de mayo, el mercado registra una mejoría del
22,1%, con un total de 56.842 unidades. Respecto a las ventas canales, únicamente las empresas logran crecer respecto al año anterior, con una mejora del 27,4%, con 8.730 unidades. Por su parte, las ventas a autónomos y alquiladores caen un 25,3% y un 10,9%, respectivamente.

En mayo, las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses lograron un aumento del 27,4%, con un total de 2.486 unidades, con lo que en los cinco primeros meses se alcanzan las 12.636 ventas, mejorando un 20,8% el mismo periodo del año anterior.

Por tipología, los vehículos industriales siguen su racha de crecimiento, con un 25,1% en mayo y 2.219 unidades. Por su parte, los autobuses, autocares y microbuses, con 267 ventas en el mes, mejoran un 50%.

POR DEBAJO DEL MILLÓN DE UNIDADES EN EL AÑO

A la luz de estos datos, Félix García, director de comunicación y marketing de Anfac, espera que el cierre de año pueda estar en torno a 950.000 unidades, 25.000 más de la previsión más optimista que la patronal de fabricantes tenía en enero.

No obstante, ha llamado a la cautela: «La incertidumbre de ciudadanos y empresas sobre qué coche comprar sigue latente y más ahora, con la convocatoria de elecciones generales que suele paralizar la actividad económica».

«Observamos que el mercado particular no termina de arrancar y está a la expectativa de lo que ocurra no sólo en los comicios, sino también de si la inflación logra contenerse y se estabilizan las subidas de tipos de interés. Estos últimos encarecen la financiación de un vehículo nuevo, lo que no beneficia a la renovación de un parque móvil que ya supera los 14 años de antigüedad», ha afirmado.

A su juicio, es necesario recuperar los volúmenes de mercado previos a la pandemia que garanticen tanto la competitividad de la industria como el mantenimiento del empleo que la automoción genera.

De su lado, Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, se felicita por el incremento en las matriculaciones en mayo, aunque mantiene la sensación de que la recuperación está siendo muy lenta.

Así, ha recordado que el mercado está un 25% por debajo de las ventas que se hacían en el año 2019 «y esa recuperación se está haciendo muy mediatizada por una menor capacidad de compra por parte de las familias que tienen menos renta disponible y menos capacidad de ahorro».

«Por eso, el automóvil mantiene su cautela con respecto a su evolución en el medio plazo y nosotros prevemos que este año acabe con unas 950.000 matriculaciones realizadas, dejando para el año que viene el superar el millón de ventas, lo que nos acercaría a cierta normalidad», ha concluido.

Por último, la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, ha destacado que las ventas de turismos nuevos encadenan cinco meses en positivo, sobre todo por el tirón de las empresas alquiladoras, y en mayo se sitúan en el entorno de las 90.000 unidades mensuales, acercándose al volumen natural de mercado.

«No obstante, aunque estamos en un contexto en el que la inflación se modera, las compras de particulares se sitúan un 30% por debajo de los niveles prepandemia. Por tanto, el comprador sigue necesitando, y ahora más que nunca, certidumbre tanto económica como tecnológica, además de acceso a una movilidad más asequible. De ahí la importancia de que, en año electoral, se alcance un horizonte de estabilidad cuanto antes para conseguir recuperar un mercado que en 2023 se volverá a quedar por debajo del millón de unidades por cuarto ejercicio consecutivo», ha concluido.

 EUROPA PRESS